El sello Ecológico… ¿es ese tu único filtro?

El sello Ecológico… ¿es ese tu único filtro?

 

Compramos productos aquí y allá, siempre guiándonos por el sello ecológico. Buscándolo en el último rincón, del dorso, de la etiqueta, y una vez lo vemos..  aish.. que bien.. que sano soy..

¿Seguro? ¿Ese es tu único filtro?

 

El sello Ecológico es el primer paso sí. Pero lo más importante es siempre conocer el origen del producto. ¿Conoces a tu productor?

Vamos a partir primero de un mínimo de teoría. Conocer a nuestro productor, significa saber cómo trabaja. Y como esto va de agricultura, empecemos por conocer que tipos de agricultura existen de forma sencilla. Son las siguientes 4:

 

► Agricultura Natural:

 

Como su nombre bien indica, la agricultura natural es aquella que se da por si sola en la naturaleza. Es decir, en nuestro entorno se dan una seria de circunstancias (clima, sol, suelo..) que sin intervención externa ninguna, suponen el inicio del ciclo de la vida. Fauna y flora.

“ Lo primero que nace tras un incendio en el bosque es hierba abundante.. por qué? La naturaleza crea su propio abono para restituir la fertilidad de su suelo, a la espera de nuevos árboles”

 

► Agricultura Convencional o Química:

 

En ese tipo de agricultura se obvia por completo a la naturaleza. El suelo es un mero “soporte” donde añadir los diferentes componentes que sabemos, necesitan las plantas para nacer, crecer y desarrollarse. Compran los componentes necesarios creados artificialmente en la fábrica tal.. añaden una semilla modificada genéticamente y ya: Tenemos una planta vigorosa, verde brillante, llena de agua pero con cero aporte vitamínico ni nutricional y una micro dosis venenosa de regalo.

 

► Agricultura Ecológica ( la de Tómateuntomate! :)

 

La práctica ecológica es aquella que observa, entiende y aprende de la naturaleza.

En este escenario, el agricultor ecológico imita el funcionamiento natural del entorno en que trabaja, gestionando y administrando esos recursos naturales a su favor. ( Dejamos crecer la hierba cuando ya no trabaja la tierra.. quede más o menos bonito el paisaje )

Insistimos; solo se utilizan esos recursos que la naturaleza utilizaría igualmente, pero con medios humanos no invasivos ni contaminantes, siguiendo un plan prediseñado y ordenado.

 

► Agricultura de Sustitución:

 

E aquí, quizá la más confusa. La base de este tipo de agricultura se fundamenta igualmente en el sello Ecológico. Pero no es oro todo lo que reluce.

Este tipo de agricultor, se coge la “guía normativa” del sello eco, y se plantea como cumplirla con aprobado justito. Es decir, que basa su agricultura en el funcionamiento de la convencional pero ajustándose siempre a cumplir con el sello.

“Dispone de producto fuera de temporada? Si. ¡Pero tiene sello eh! Lo hemos traído de 1500 km, de un agricultor extensivo que no conocemos,  pero no pasa nada..”

 

Y concluyendo.. ¿Conoces a tu productor? A que ya no piensas tanto en el sello..?!

 

El número de operador ecológico de Tómateuntomate es el CT 004042 P y realizamos jornadas de puertas abiertas varias veces al año.

 

Por que lo que queremos, es que nos conozcas.                             

                                                                                                                         

 

 

 

 

 

 

 

¿Conoces a tu productor?